menú

El programa ofrece un método de estudio teórico-práctico de primer nivel mediante un equipo de docentes y un cuerpo de mentores de excelencia.

El Magíster en Liderazgo y Gestión Educativa de la Universidad Diego Portales ya abrió su proceso de admisión 2021, el cual se encontrará abierto hasta el el 18 de diciembre de 2020.  Pese a los grandes desafíos impuestos por la situación de pandemia, el magister mantiene su robusta oferta formativa, la cual ha sido diseñada con el propósito de promover los conocimientos y competencias necesarias para ejercer un liderazgo efectivo, siguiendo los más altos estándares internacionales.

El programa tiene el objetivo de desarrollar habilidades para responder a las problemáticas tanto de gestión y planificación estratégica, así como a las problemáticas que ocurren en la gestión de personas en el flujo de trabajo cotidiano. Para esto, el programa ofrece a las y los estudiantes tecnología de punta en materia de liderazgo y gestión escolar, sin perder el norte ético y humanizante que caracterizan a este programa. Todo esto con el objetivo final de contribuir a la entrega del mejor servicio educativo posible a los niños, niñas y adolescentes del país.

Miguel Órdenes, director del Magíster en Liderazgo y Gestión Educativa, adelanta el cómo serán las clases el próximo año, los factores diferenciadores del programa y los distintos aprendizajes que adquieren las personas que cursan el programa

¿Cómo serán las clases el próximo año? ¿Semipresenciales?

Dadas las restricciones sanitarias impuestas por la pandemia, es altamente probable que el próximo año comencemos las clases del magíster de manera remota. De todos modos, por el aprendizaje conseguido este año, estamos sólidamente preparados para gestionar el programa de manera remota ya que contamos con una modalidad de enseñanza adaptada, los soportes técnicos necesarios y las capacidades personales para implementarlo.

Durante este año hemos sostenido el calendario de actividades y objetivos del programa, no obstante haciendo algunos ajustes de acuerdo a las implicancias de esta nueva modalidad. La premisa fundamental para adaptarnos a este escenario fue ajustar los medios de que usamos para realizar la formación sin que ello implique sacrificar los fines de aprendizaje comprometidos en el plan de estudio.

Dentro de estos ajustes, lo más importante es que estamos realizando clases virtuales sincrónicas a través de Zoom en un horario más reducido y complementamos las horas comprometidas con ejercicios de carácter asincrónico. Además, contamos con la plataforma Canvas, cuyo soporte nos ayuda mucho a compartir material, sistematizar trabajos, hacer seguimiento de los estudiantes y publicar su avance. Además, nuestra malla currícular se compone por una línea práctica, que en tiempos normales consiste en diagnosticar y elaborar una propuesta de mejora para la gestión y liderazgo de una escuela, lo cual la hemos adaptado justamente al modo remoto. Junto con esto, hemos organizado una infraestructura de apoyo que ofrece oportunidades de aprendizaje adicionales a las y los estudiantes de modo tal que alcancen los objetivos formativos de la formación práctica.

Es muy importante recalcar que nuestro programa sigue siendo un programa presencial, en el sentido que la formación ocurre de manera sincrónica y que el componente de personalización sigue más firme que nunca

¿Qué características únicas tiene el magíster?

Primero, la experiencia. Este es un magíster que ha madurado por una década educando a cientos de estudiantes y acumulando una experiencia riquísima en reconocer las necesidades formativas de las y los actores del sistema educativo y en responder a esas necesidades mediante la investigación y la práctica del liderazgo de vanguardia.

También destacaría el plan de estudios. El programa ha estructurado una robusta oferta formativa que combina el desarrollo de competencias en tres ámbitos. Primero, ofrecemos un ámbito de desarrollo de competencias avanzadas en liderazgo y gestión, las cuales introducen a los estudiantes al conocimiento esencial que cualquier líder de excelencia debiera dominar para entender el ejercicio de un liderazgo efectivo. Luego están las competencias estratégicas, las cuales permiten traducir los conocimientos teóricos en soluciones prácticas que dotan a nuestros estudiantes de herramientas concretas para ejercer el rol de liderazgo. Finalmente, las competencias instrumentales, las cuales permiten a los estudiantes aplicar los conocimientos adquiridos a situaciones de la vida real, en establecimientos asociados al programa y acompañados por nuestro equipo de mentoría.

El magíster tiene un plantel de académicos de excelencia, con mucha experiencia en distintos niveles del sistema educativo, conocedores de la arquitectura que regula la educación en Chile y también tienen vasta experiencia en entender los dilemas de la práctica cotidiana que enfrentan los profesionales de las escuelas. Este grupo de personas tiene una calidad humana excepcional, además de ser muy accesibles para establecer dinámicas personalizadas de enseñanza y aprendizaje con nuestros estudiantes.

¿Qué podrán aprender las personas que cursen el programa?

Una de los aprendizajes más importantes que desarrollan nuestros estudiantes es a gestionar organizaciones educativas de manera efectiva poniendo a las personas en el centro. El logro de la efectividad de una organización se consigue mediante la colaboración entre las personas que la componen, orientados por valores y fines comunes y realizando un trabajo de excelencia con el fin de beneficiar a las y los niños. Esto se consigue comprendiendo cómo opera la psicología social de grupos en el trabajo y cómo funcionan las dinámicas motivacionales que hacen que las personas tengan una orientación efectiva en su labor cotidiana. Esto no es menor considerando que la forma de gobernanza del sistema educativo privilegia asuntos más bien instrumentales que humanos.

Un segundo aprendizaje fundamental es que los estudiantes aprenden dos enfoques para comprender y organizar la mejora escolar. Uno lo denominamos mejora escolar desde afuera hacia adentro, este enfoque ilustra las dinámicas de mejora escolar inducidas desde el exterior de las escuelas. El otro enfoque lo denominamos mejora escolar desde adentro hacia afuera, el cual se enfoca a las situaciones y problemas prácticos del trabajo cotidiano, atendiendo a las necesidades de las personas que habitan la organización escolar. Este enfoque lo enseñamos mediante la resolución de problemas basada en diseño, mirada que permite aprender a inducir dinámicas de resolución de problemas desde dentro de las comunidades escolares. Este último enfoque lo incorporamos como innovación en el año 2018, en un trabajo en conjunto con la Escuela de Educación de la Universidad de California, Berkeley.

Finalmente, un tercer aprendizaje que fomentamos en el programa es el desarrollo del juicio profesional, entendido como la capacidad de aplicar criterios para la toma de decisiones que combine tanto aspectos técnicos como éticos, de modo tal que nuestros egresados puedan tener la claridad y pericia para tomar decisiones acertadas en situaciones dinámicas y complejas impuestas por los desafíos que ofrecen los distintos contextos educativos, así también como a los desafíos de mayor envergadura como el que estamos confrontando actualmente, a propósito de la pandemia.

El programa, acreditado por siete años hasta el 2021, tiene una duración de tres semestres y las clases iniciarán en abril de 2021. Para postular accede acá.